Plagas de estornino

Ciudades de todo el mundo como Milán, París o Logroño sufren desde hace años los dormideros comunales de estorninos, que aprovechan el hábitat urbano para pasar los inviernos y reproducirse. Esta ave gregaria, originaria de Eurasia, es origen de molestias por el ruido y la gran cantidad de excrementos que produce.

 Un omnívoro gregario en expansión

El estornino se encuentra desde hace unos años en fase de colonización de la península Ibérica, donde ha encontrado en las ciudades un hábitat perfecto para pasar los inviernos y reproducirse.

En España existen dos especies de estorninos: el estornino negro (Sturnus unicolor) y el estornino pinto (Sturnus vulgaris). El primero cría en la mayor parte de la península, sur de Francia, islas del mediterráneo occidental y norte de África, mientras que el segundo se distribuye por parte de Asia y casi toda Europa.

Es una especie con gran capacidad reproductora, lo que provoca que las poblaciones se multipliquen anualmente de forma considerable y además tiene una gran adaptabilidad al medio, es omnívoro y su fuerte gregarismo le protege de los enemigos naturales. Características éstas que han permitido que en los últimos años hayan extendido su zona de distribución por amplias áreas del planeta.

Dormideros comunales

El hábito de formar grandes dormideros comunales en el interior de las ciudades es al parecer relativamente reciente. Posiblemente estas aves han comprobado que en estos lugares la temperatura es siempre algo más agradable y, sobre todo, que la presencia de sus depredadores naturales es prácticamente nula.

Su agrupamiento entorno a determinados edificios ocasiona el acumulo de gran cantidad de excrementos que corroen la piedra y el griterío continuo que mantienen durante toda la noche provoca evidentes molestias a los vecinos.

Problemática convivencia con los estorninos

A parte del ruido que producen, la producción de excrementos en el área del dormidero y en los alrededores, provocan mal olor, y su carácter extraordinariamente ácido provoca la abrasión de los materiales en donde se asientan (plantas, mobiliario urbano, vehículos, ropa, edificios. Suponen, además,  un riesgo grave de resbalones para los viandantes en días de lluvia.

La insalubridad de estos excrementos supone un caldo de cultivo excelente para organismos microbianos, lo que puede traducirse en zoonosis diversas.

A diferencia de otros métodos de control, el uso de la cetrería es un sistema  no invasivo y respetuoso con el medio ambiente.

A través de  la introducción de aves de cetrería, siempre bajo el control y supervisión de un cetrero, logramos la disuasión de las aves que forman la plaga.

También utilizamos el control biológico mediante hawking.

Nuestros servicios se llevan a cabo en entidades de diferentes sectores como instalaciones ganaderas, urbanizaciones, instituciones públicas, cultivos, etc. de una manera limpia, silenciosa y respetuosa con el medio ambiente. 

Beneficios: 

Es un sistema fiable, natural y ecológico y de larga duración. 

  • Se puede utilizar en lugares reducidos y en espacios amplios

  • Se puede realizar  en lugares de interior y exterior.

  • 0% de impacto medioambiental

Nos adaptamos a las necesidades de cada cliente, ofreciendo la mejor calidad y servicio.

Vuelos disuasorios

Nuestras aves están entrenadas en este tipo de vuelos, este sistema tiene un alto porcentaje de efectividad y sin perjuicio alguno para las personas.

Control biológico

Se realiza mediante la técnica de hawking, consiste en la introducción de especies autóctonas en cajas nido hasta su completo desarrollo.Ya que introduciendo depredadores naturales, conseguimos erradicar la plaga de una manera efectiva.

Nos adaptamos a las necesidades de cada cliente, ofreciendo la mejor calidad y servicio.

Envíanos tu solicitud o consulta y a la mayor brevedad te responderemos

                                     Email: cetrerialaslagunas@gmail.com 

                   Departamento de ventas:644681644